ERMITA DE LA GRANJA

 

La ermita más importante, puesto que en ella se encuentra nuestra Patrona "La Virgen de la Granja".

La devoción de Yunquera a la Virgen de la Granja, se remonta a los siglos de la Baja Edad Media, aunque los documentos no empiezan a mencionarlo hasta el siglo XVII (año 1658), así como la aparición de la imagen de Ntra. Sra. al pastor Bermudo, quien guardaba sus ovejas en aquel paraje ya denominado "LA GRANJA".

Un día, mientras rezaba, vio resplandores entre las zarzas, pero desaparecían. Al día siguiente, contó lo sucedido a la gente de Yunquera, burlándose de él. Por la noche, Bermudo, observó de nuevo los resplandores y además oyó una voz.

Cuando comenzaba a rayar el alba, se dirigió al pueblo a contar al clero y a los miembros del concejo lo que había visto y oído, quienes fueron a reconocer el lugar sin encontrar nada extraño.

De nuevo, al declinar el día, el pastor ve las llamas, esta vez con más intensidad. La voz le habló otra vez. Regresó a Yunquera, sin que el clero ni el ayuntamiento le hicieran el menor caso, aunque al final le siguieron hasta la Granja, contemplando con asombro el prodigio.

Asustados, volvieron al pueblo, donde convocaron a todos los vecinos para, al atardecer, ir en procesión hasta la Granja.

Dentro de la zarza, encontraron la minúscula imagen de Maríá La tomaron y regresaron con ella. La colocaron en el altar Mayor de la Iglesia de Yunquera. Ese año fue el mejor en cuanto a cosechas. Muchos enfermos sanaron. La gente llegaba desde todas las aldeas y villas cercanas. Se organizaban procesiones y peregrinaciones para ver la sagrada imagen.

Yunquera comenzó a ser centro de peregrinación de toda la comarca. Los problemas surgieron cuando los vecinos de Hita querían llevarse la imagen alegando que la Granja pertenecía a su término, incitados quizás por Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, clérigo de pocas recomendables costumbres, confirmando así la importancia que ya tenía la villa en aquel tiempo. El año 1274, se inició un pleito entre el concejo de Yunquera y el de Hita, estos lo perdieron así que la imagen hubo de quedarse en Yunquera.

Es uno de los parques naturales que más afluencia tiene dentro de nuestro entorno geográfico, así podemos observar gentes de Guadalajara, Alcalá e incluso de Madrid, amén de los pueblos de alrededor. A partir del mes de Abril esta afluencia es cada vez mayor, hasta el mes de Septiembre. Las gentes de Yunquera continúan yendo de paseo, prácticamente a diario y sobre todo los domingos, a pasar la tarde, respirar ese aire fresco y visitar a su Patrona, la Virgen de la Granja.

 

(Texto del libro: Yunquera Resumen de su Historia

Autor: José Andrés Gil)